sábado, 15 de septiembre de 2012

Productos radiactivos III



Esta tercera entrada sobre de los productos radiactivos va dedicada a algunos productos que se siguen consumiendo hoy en día y que son más comunes de lo nos imaginamos. Tal vez nos escandalizamos cuando supimos que hace menos de un siglo le ponían radio a casi todo, pero ¿y si nos dijeran que, en bajas dosis, ingerimos elementos radiactivos en algo tan corriente como un plátano? 


Pero empecemos con algo menos común. Hoy en día ya existen sustitutivos de todo, claro ejemplo el azúcar y la sacarina, pues su homólogo para la sal es el cloruro de potasio. Como nota apuntar que este compuesto químico de potasio y cloro es utilizado en ejecuciones legales, concretamente para la inyección letal


Los sucedáneos de la sal son radiactivos debido a que contienen cloruro de potasio, y a su vez el potasio contiene potasio-40, su isotopo radiactivo, también llamado K-40. El ingrediente principal de este sucedáneo es el cloruro de potasio por eso no podría sustituirse, pero dado a su sabor débil, agrio y poco salado es generalmente mezclado con sal regular para mejorar su sabor. Oralmente es tóxico en exceso; la dosis mortal es de alrededor de 2500 mg por kg, es decir que una persona con un peso de 70 kg tendría que consumir 175 g. La toxicidad de la sal de mesa es similar. 


Lo mismo le pasa a los plátanos, hay muchos alimentos que son radiactivos por naturaleza, y los plátanos en particular, debido a que son ricos en potasio. El potasio contiene un 0,0117 por ciento de potasio-40 (isótopo K-40). 

Las patatas, las judías, las nueces, las semillas de girasol y el aguacate son otros alimentos que son moderadamente radiactivos por naturaleza. 


El alimento más radiactivo por naturaleza que se conoce son las nueces de Brasil (en España conocidos como coquitos), cuyos niveles de actividad alcanza los 244 bq por kg a causa de la acumulación de radio y de bario en el cuerpo del fruto donde la dosis de radiactividad es hasta 1.000 veces más elevada que en otros alimentos. Esto no se debe a niveles elevados de radio en el suelo, sino al extremadamente extenso sistema de raíces subterráneas del árbol. 

 
CheckUp Gum se anunciaba como: “A medida que la goma se mastica, pequeños gránulos de silicato de circonio raspan los dientes limpios”. El silicato de circonio contenía niveles elevados de uranio y torio. Aunque CheckUp Gum ya no se produce, el silicato de circonio se sigue utilizando como blanqueador en pastas de dientes, pero la dosis de radiación es insignificante.


Fuentes:
wikipedia.org 

No hay comentarios:

Publicar un comentario